jueves, julio 10, 2008

Los debrayes de La Caro

La diputada de Convergencia Carolina O´farril, aún no logra entender el concepto “libertad de expresión”. Para la diputada, el hecho de que un periodista o reportero ose en criticarla significa que hay dinero de por medio. No hay criterio, ni opiniones ni interpretaciones. NO, para la diputada fanática de Mario Marín, hay dinero.

Claro, como no le suena lógico, le suena metálico.

Cuando Dios en el Poder le dio la bienvenida, la diputada gritó en una sesión de la Gran Comisión que esta reportera recibía dinero de Pepe Momoxpan.

Miau.

Cuando la revista 360 Grados la ubicó como una “naca memelera”, O´Farril le reclamó enérgicamente a Edmundo Velásquez.

Y cuando Yonadab Cabrera escribió un avance sobre su postura con la propuesta ciudadana de Cimtra para la Ley de Transparencia, Carolina O´Farril dijo durante la sesión de las coisioens de Gobernación y Transparencia que “alguien” le había pagado al reportero para que la golpearan.

Pobrecita Carolina.

Cuando está gritando frente al micrófono y evidencia su filia marinista, uno no puede evitar un pensamiento: “¿Y a esta tipa de dónde la sacaron?. Tal vez de La Cuchilla”.

 

1 comentario:

money dijo...

Well its nice.


money